Fito Páez: Los 38 años Del 63

Con tan sólo veintiún años de edad, el capo argento rosarino, Fito Páez, lanzaba indestructiblemente en el año 84 su primer álbum de estudio como solista llamado Del 63, bajo el sello discográfico de EMI. Mencionemos previamente que, el cantautor, músico y compositor argentino, había pertenecido a la invencible banda del legendario Charly García, grabando para el porteño el emblemático disco Piano Bar.

El nombre Del 63 hace referencia sobre su año natalicio y, con el mismo nombre, se abre el abanico de sensaciones al ser la primera de las nueve canciones incluidas en esta premiada producción discográfica. Esta letra, con la que da inicio a su legado musical, se hace presente ante el mundo, se muestra en la biografía del verso, en los números históricos, con las fechas que excavan salvajes recuerdos, y con los testimonios donde la sociedad se abraza con la sonrisa desnuda de la pólvora. Sin duda muestra sus credenciales denunciando la barbarie e izando su sensibilidad en el gallardete del compromiso.

“Del 63, el tema que abre el disco homónimo, es un relato en primera persona de un chico de apenas 21 años que necesitaba decir quién era, de dónde venía y, sobre todo, qué pensaba. Pero Del 63, ahora el disco, ofrece bastante más que esa mirada fresca, pero también ciertamente naif que ofrece esa primera canción”.

-Fito Páez-

Fuente: Río Negro / www.rionegro.com.ar

La trova rosarina daría al mundo un músico con una mirada distinta, capaz de invadir y despojar, de descubrir y encubrirse en el folclore de su corazón; despertando caminos con el motor de su voz, con las frecuencias donde se escribe la historia. Páez conquistaría cualquier batalla y cualquier pulso hispanoparlante. El público encontraría en él una galería de colores afiliada al espacio del latido. Del 63, es un océano musical en la cual al bucear encontramos diversas influencias o géneros musicales como el rock, la rumba y la bossa nova.

Por otro lado, no podíamos dejar de mencionar que, “La rumba del piano”, personifica prolijamente los elementos cohabitados del instrumento armónico, las partes vivas que lo componen, el onirismo con amplitud de alma, la vibración al unirse en tacto y en una mirada que los confiesa como cómplices y amantes del mismo escenario. El lenguaje los unifica con una mística lengua de rebeldía, estética, y con esas escogidas posibilidades de recrear imágenes sonoras.

Fito Páez: se encienden las velas de las estrellas para celebrar los primeros 38 años Del 63. La mañana de hoy en un 2021 se despierta con el verano donde los héroes salvan el corazón de un confinamiento maullado de preguntas.

¿A cuántos grados estás tú?

 ¡Sin freno ni licencia!

Israel Gayosso

Chihuahua, México.

 

 

Sobre el autor /

Deja tu comentario

Your email address will not be published.