Por Karla I. Jiménez

Una mirada introspectiva a lo más profundo de las emociones, junto a una musicalización que más allá de hacerte sentir, te transporta por completo a ambientes sonoros increíbles. OSTEL, es la propuesta musical que no te dejará escapar del universo sensorial creado a través del sonido.

OSTEL es el nombre que recibe el proyecto creado por el multi-instrumentista, compositor, productor y diseñador sonoro Guanajuatense Sergio Sanza. De esta manera, Sergio se propone crear una manera de conectar con la gente desde la parte más íntima para él mismo, es decir, las emociones.

Así nació su primer trabajo discográfico titulado Aislados, el cual surge de los primeros 21 días del inicio de la pandemia. OSTEL retomó las sensaciones y reflexiones que lo persiguieron diariamente en ese lapso temporal, creando así una trilogía con más de 36 canciones y un trabajo sonoro que sorprende con cada una de las melodías.

Además, este año comenzó el lanzamiento de algunos sencillos junto a sus respectivos videos oficiales, los cuales formarán parte de su próximo proyecto titulado Ghosts, que será lanzado a finales de este año.

Comenzando con “Stay (Lullaby)”, una canción que a través de la música capta todas las emociones de un corazón que anhela regresar a la vida de quien ha perdido. Una canción de cuna para visualizar en el mundo onírico a aquella persona que se ama y no perder la esperanza.

Siguiendo con “Time”, la cual nos habla de ser esclavos del tiempo y el espacio, interpretando esta premisa a través de la musicalización, junto a las voces de OSTEL y Adriana Navarro. Mientras que visualmente el mensaje es plasmado con varias personas que fungen como esclavos, sentados mirando la danza interminable y hermosa de la bailarina que representa al tiempo y el espacio. Contraste de rojos, azules y negros, para enaltecer la belleza de lo desconocido.

Posteriormente, lanzó uno de sus sencillos preferidos “Oblivion”. Este track es mágico en muchos sentidos, desde el trabajo en la melodía, junto a la animación hecha por Osvaldo Ocegueda (Weird Fishes Films) y Omar Guerrero. Es así como esta canción supone una parte importante dentro de la historia de Ghosts.

Al igual que la diversidad en el mundo, OSTEL toma los lenguajes y los traslada para unificarlos en el idioma de la música. En tanto, no es sorpresa que en el videoclip de “Déjà Vu” se introduzca al espectador con un discurso en lengua tzotzil de los altos de Chiapas, antes de comenzar un viaje sorprendente con efectos visuales y composiciones que quedan a la interpretación individual.

Además, recientemente estrenó “Late” junto a Marcelan, una producción audiovisual que ambienta el viaje del protagonista y concluye con la persecución de su otro yo por el bosque. Sin duda, este es un video que hará erizarte la piel y reflexionar de una manera única.

No puedes perderte esta travesía sonora, sigue a OSTEL en sus redes sociales y quédate al pendiente de los demás lanzamientos de Ghosts.

Sobre el autor /

Redacción de Melómano Magazine.

2 comentarios

  • Brigitte
    11 meses ago Reply

    El texto al inicio de Dejavu está en lengua Tzotzil de los altos de Chiapas, no en francés como se menciona en la nota. Saludos!

    • Luis Lailson
      11 meses ago Reply

      Corregido, muchas gracias por la observación. 🙂

Deja tu comentario

Your email address will not be published.